Investiga con sensores

En estos talleres se fomentan las competencias de investigación científica con experimentación asistida por ordenador (EXAO) que permite tomar datos físicos y químicos en tiempo real. El alumnado estudia cómo evoluciona un sistema midiendo temperatura, fuerza, presión, concentración de oxígeno, la intensidad luminosa, etc.

Newton lo sabía, el secreto está en...


Utilizando sensores de posición y fuerza el alumnado analiza las oscilaciones de una masa suspendida de un muelle para comprender el significado de la segunda ley de Newton.
El análisis matemático mediante gráficas de los resultados obtenidos permite profundizar en los conceptos de velocidad, aceleración, fuerza de rozamiento, amortiguación, etc.

taller_newton_001taller_newton_002

Fotosíntesis por un tubo

Los vegetales respiran y hacen la fotosíntesis cuando las condiciones son las adecuadas.
Utilizando sensores de oxígeno, dióxido de carbono, presión y temperatura, el alumnado investiga el proceso real enfrentándose a las dificultades que surgen en una investigación científica.

taller_fotosintesis_002taller_fotosintesis_003

¿Están vivas las semillas?


Las plantas evolucionaron hasta una forma muy eficaz de reproducción, las semillas. Para saber si están vivas las semillas el alumnado investiga si respiran utilizando sensores de oxígeno y dióxido de carbono, además investigan algunos de los factores que pueden influir en su germinación.


Sal de tanta sal

El consumo excesivo de sal es un problema de salud pública poco reconocido por la población de los países desarrollados. La hipertensión o la aterosclerosis se reducirían drásticamente si se modificaran los hábitos de consumo de sal.
En el taller se lleva al alumnado a hacer esta reflexión a través de la medida por conductividad del contenido en sal en unas patatas fritas utilizando la técnica analítica de recta de calibración mediante patrones.

Cero absoluto

La escala absoluta de temperatura con su límite inferior, el cero absoluto, presenta una oportunidad inmejorable para que el alumnado investigue algunos aspectos de la estructura de la materia como el movimiento de las moléculas y su relación con fenómenos de la vida cotidiana.
En el taller se reta al alumnado a medir experimentalmente el cero absoluto utilizando sensores de presión y temperatura.