Organismos del suelo

 

 

Gracias a la actividad de pequeños animales que viven en el suelo, la materia orgánica se degrada y transforma.

Estos organismos, pequeños animales, hongos, protozoos y bacterias, son responsables de airear y enriquecer el suelo.

Transforman la materia orgánica en nutrientes inorgánicos que serán captados por la vegetación permitiendo así su desarrollo.

En definitiva, hacen posible el funcionamiento adecuado de todo el ecosistema. Sin ellos, los suelos se empobrecerían y la vida sería imposible.
organismos