Paisajes

 

 

Un paisaje es el resultado de numerosos factores como el tipo de rocas, el clima, el relieve y de la actividad de los organismos que en él habitan.

La vegetación es el elemento que más caracteriza un paisaje y está estrechamente relacionado con el clima. Las zonas con precipitaciones abundantes y temperaturas constantemente altas, por ejemplo, están pobladas por selvas y bosques tropicales.  Por el contrario, en las zonas áridas sólo se desarrollan estepas o vegetación desértica.

La actividad humana ha modificado desde la antigüedad la vegetación natural de extensas áreas del planeta. La sustitución de bosques y selvas por áreas de cultivo o pasto y el establecimiento de zonas urbanas, son algunos cambios importantes que los humanos hemos introducido en la tierra.


paisajes