Encuentros con la Ciencia

17 Marzo 2006

 

encuentrosCiencia
 
  • Ver galería
encuentrosCiencia01 encuentrosCiencia02 encuentrosCiencia03 encuentrosCiencia04 encuentrosCiencia05

Los miembros de los Consejos Infantil y Juvenil del Parque de las Ciencias tuvieron la oportunidad el pasado 17 de marzo de conocer en directo la experiencia de dos científicos de reconocido prestigio: el catedrático de Biología Animal de la Universidad de Granada y experto en evolución, Manuel Soler y el profesor de investigación del CSIC Juan Manuel García Ruiz. Durante toda la mañana, y coincidiendo con el homenaje que el museo interactivo le ha brindado al científico Charles Darwin, los pequeños pudieron resolver sus dudas sobre la evolución de las especies preguntando a los científicos cuestiones como "si los monos que existen ahora evolucionarán algún día hasta convertirse en humanos".

Los científicos también explicaron a los curiosos oyentes cómo se iniciaron en el mundo de la ciencia. Así, Manuel Soler relató como de pequeño la fascinación que sentía por los pájaros y por los monos le llevó de mayor a buscar la explicación de muchas de las dudas que le habían surgido mientras los observaba durante horas y horas sin desfallecer.

Por su parte, Juan Manuel García recordó que fue la curiosidad por conocer el por qué de todas las cosas desde la infancia lo que le llevó a dedicarse a la ciencia. También comentó como sus primeras investigaciones giraron en torno a la edad de la Tierra para después centrarse en la cristalografía.

Las características que debe tener una persona para ser un buen investigador fue otra de las preguntas que trataron de contestar los científicos exponiéndoles a los niños que para trabajar en la ciencia hace falta algo más que ser curioso, un buen explorador, también es necesario estudiar y saber que un científico nunca termina de aprender, porque siempre que se resuelve un enigma surge otro sobre el que hay que volver a trabajar intensamente.

La mañana concluyó con la inauguración de una escultura dedicada al científico Charles Darwin en los exteriores del Parque de las Ciencias donde los más pequeños observaron atónitos al científico y se disputaron sentarse junto a él durante unos minutos.