El Parque de las Ciencias acerca la Antártida a 400 estudiantes

31/01/20  

El Parque de las Ciencias acerca la Antártida a 400 estudiantes

Las científicas españolas Ana Crespo y Julia Gutiérrez han detallado el trabajo que realizan a bordo del buque oceanográfico Hespérides, desde donde analizan las corrientes marinas y la evolución climática global  

antartidapowell
  • Ver galería

El Parque de las Ciencias ha realizado una conexión en directo con las geólogas Julia Gutiérrez (investigadora del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra IACT-UGR) y Ana Crespo (catedrática de la Universidad de Granada y jefa del Departamento de In-vestigación del Parque de las Ciencias), quienes actualmente trabajan en una campaña oceanográfica en la Antártida a bordo del buque Hespérides. El objetivo de la investiga-ción es conocer cómo se formó la Corriente Circumpolar Antártica y qué papel juega esta en las características del clima actual.

La videoconferencia, que ha llenado el auditorio del museo granadino, se ha realizado desde la base española Gabriel de Castilla, ubicada en la isla antártica Decepción. La conexión ha servido para divulgar los detalles de la misión ‘POWELL 2020’, en la que las científicas españolas se encuentran inmersas junto a más de una veintena de in-vestigadores. También han tenido la oportunidad de desvelar cómo es el día a día en el barco, sus momentos de ocio y su relación con la tripulación y el resto de investigado-res.

En la actividad han participado cerca de 400 estudiantes de diferentes niveles educati-vos, desde Primaria a Bachillerato, pertenecientes a 9 centros de las provincias de Granada y Almería. Durante la conexión, las geólogas han respondido a preguntas del alumnado y han mostrado cómo desempeñan su trabajo en el buque, qué medidas de seguridad aplican ante la presencia de fenómenos meteorológicos extremos o qué tipo de herramientas utilizan a bordo para recoger muestras de agua o extraer sedimentos en las profundidades del océano.

 

Las tres científicas han coincidido en destacar la importancia del buen ambiente y el trabajo en equipo dentro de un buque en el que trabajan 88 personas. También han subrayado el papel de las mujeres científicas en la campaña antártica 2020. De los proyectos españoles actualmente en marcha, el de las geólogas granadinas es el único dirigido por una mujer, la investigadora del IACT-UGR Carlota Escutia.

A la videoconferencia han asistido la delegada territorial de Conocimiento, Virginia Fer-nández, y la jefa del Departamento de Educación del Parque de las Ciencias, Guadalu-pe de la Rubia.

Virginia Fernández ha destacado la capacidad del museo granadino “para acercar pro-yectos científicos de primer nivel” a estudiantes de diferentes ámbitos formativos.

Por su parte, la jefa del Departamento de Educación del Parque de las Ciencias, Gua-dalupe de la Rubia, ha explicado que uno de los objetivos principales de la campaña ‘POWELL 2020’ es analizar el cambio climático y global. “Así, a través de esta actividad se quiere transmitir el mensaje a los estudiantes de que hay que actuar y tomar medi-das para frenar el incremento de la temperatura”, ha incidido.

En los minutos previos a la videoconferencia, los estudiantes han participado en una sesión de experimentos relacionados con el cambio climático que formarán parte de una futura microexposición itinerante en la que actualmente trabaja el museo.

¿En qué consiste ‘POWELL 2020’?

“POWELL 2020 es una máquina del tiempo”, ha descrito la geóloga Ana Crespo en la conexión: “Estudiamos en esta campaña el presente a través de las corrientes oceáni-cas y el pasado gracias a los registros sedimentarios y sísmicos”.

“¿Por qué analizar el cambio climático y global desde la Antártida?”, ha planteado uno de los alumnos participantes. “Porque este gigantesco continente ofrece muchas más pistas que otros territorios del planeta”, ha respondido Crespo.

Este proyecto de geología marina trabaja en la identificación de las edades de los prin-cipales eventos tectónicos, oceanográficos y climáticos que dieron lugar a la separa-ción de la Antártida y América del Sur, hace aproximadamente 35 millones de años. Dicha separación formó el actual Paso del Drake, el tramo de mar que separa a Améri-ca del Sur y la Antártida, y a su vez generó la Corriente Circumpolar Antártica (CCA).

‘POWELL 2020’ hace hincapié en esta última, que fluye alrededor de la Antártida y co-necta todos los océanos meridionales. Estudiar cómo se estableció la corriente permiti-rá entender la relación que esta tiene con la evolución climática global, la formación de casquetes de hielo antárticos y por consiguiente el clima actual.

Al funcionar como distribuidora de calor, nutrientes, sal y carbono; la Corriente Circum-polar Antártica tiene un peso determinante en el clima de la Tierra, además de contribuir al intercambio de gases entre la atmósfera y el océano.

La campaña realiza su labor mediante estudios geofísicos de la estructura de la corte-za terrestre y de los procesos tectónicos que dieron lugar a las formaciones actuales, además de análisis geológicos que ayudan a comprender las condiciones ambientales y climáticas del pasado, en particular, las de hace entre 17 y 35 millones de años.

Conocer las condiciones climáticas que existían hace millones de años y su influencia sobre los mares o las zonas heladas del planeta es fundamental para desarrollar mode-los sobre lo que puede pasar en el futuro.

Las anomalías de temperatura se producen y deshielan la Antártida, generando un consiguiente aumento del nivel del mar, como han indicado las geólogas. “De producir-se un deshielo total de este continente, y si imaginamos que Granada se encontrara al nivel del mar, la Torre de Observación del Parque de las Ciencias quedaría inundada bajo el agua”, ha señalado Ana Crespo, explicando también cómo la Tierra absorbe más calor solar a causa de la desaparición de los hielos, ya que se disipa el efecto re-bote de la luz que los continentes helados producen.

Más información:

www.parqueciencias.com